Glosario de términos virales en las tendencias

Todo lo que es divertido saber sobre las tendencias que van a conquistar la industria de la moda, en un breve glosario.

Los Henry, nacidos entre 1980 y 2004 pertenecen a este grupo que el mercado considera como los consumidores potenciales a tener en cuenta. Los Henry son un subgrupo dentro de los Millennials, con una significativa particularidad. Para empezar, huyen de los logos y del shopping irracional como si de una epidemia se tratara y buscan la autenticidad y el carácter único de cada pieza que adquieren, es decir, gracias a esta actitud en la que prima sentir que has comprado un bolso que te representa (sea de la marca que sea) por encima de ese shopping a la antigua usanza en la que sólo importaba el logo.

Han redefinido el concepto del lujo.

Los Henry, nombre que responde a un acrónimo en inglés de algo así como “personas que ganan bastante y que todavía no son ricos”, entran en las tiendas de Chanel o Stella McCartney ataviados con calzado y abrigos de diseño, de segunda mano. Y es que este grupo se caracteriza por mezclar con sabiduría la conciencia política, a diferencia de sus predecesores, la Generación X, consumo responsable y un absoluto conocimiento de las nuevas tecnologías. Sí, soy una Henry.

Athleisure es un termino ya generalizado entre los consumidores de tendencias.

Es el estilismo cómodo, deportivo, llevado a la calle. Hasta hace relativamente poco, las prendas reservadas a la practica de cualquier rutina deportiva estaban destinadas exclusivamente al entreno.

Llegó la revolución de Alexander Wang, después la colección sport de Beyoncé X Topshop, siguió Rihanna X Puma, Ivy Park X Adidas y Supreme X Nike y otras colaboraciones.

Si mezclamos todos estos elementos con un poco de estética suave, los looks de las celebrities para acudir a sus clases de yoga y las gorras de baseball combinadas con pendientes de aro, obtenemos una nueva e imbatible tendencia, una revolución destinada a conquistar la industria de la moda: el Athleisure .

¿La clave para llevarla? Vestir como si fueras a tu clase favorita del gym, pero en tu día a día. Fácil, cómodo, sin reglas.

Los wearables son ya un must.

Son complementos que mezclan a la perfección los nuevos hallazgos en materia tecnológica con prendas y accesorios sin los que nos resultaría difícil desarrollarnos en nuestro entorno actual. Simplemente destinados a convertirse en algo ponible.

La tecnología se ha apoderado de nuestras vidas. Es un hecho. En la escala de la adaptabilidad, se convierte en un accesorio a la hora de construir un look cualquiera. Se habla del retorno de los relojes calculadora con nuevas y útiles funciones, del éxito de las zapatillas de running con sus propias apps y de esas delicadas pulseras que controlan nuestro estado físico.

Los wearables mezclan a la perfección los nuevos hallazgos en materia tecnológica con prendas y accesorios sin los que nos resultaría difícil sobrevivir. Destinados a fluir.

El normcore o la desgana intencionada.

El poso estético dela Generación X todavía sigue presente y una de las pruebas definitivas al respecto es esta tendencia. La idea es vestir como si no te importara, pero al mismo tiempo prestar atención a todos los detalles que componen un atuendo. Escoger una sencilla camiseta blanca con rotos no se trata de una decisión aleatoria.

Todo importa cuando se trata de aparentar normalidad.

Dentro del código estético del normcore encontramos tonalidades neutras, prendas clásicas, vaqueros, camisetas arrugada, cazadoras, Converse.

Kurt Cobain era un artista también en este aspecto. Normcore impecable. Es el anti-estilo, a la idea de vestir de manera convencional, anodina y de espalda a las tendencias aunque, por paradojas de la moda, terminaría convirtiéndose en la máxima tendencia.

Por ultimo, Health Goth, tendencia que se asentó en la cumbre gracias a las propuestas de Alexander Wang.

Introduce un poco de blanco y negro absolutos, zapatillas Nike, prendas de factura deportiva. La idea es convertir ese uniforme del que en su día se apropió la estética gótica en un look de marcado estilo deportivo. Porque, si ya pensábamos que el lujo deportivo iba a cambiarlo todo, ahora confirmamos que esta tendencia extiende sus tentáculos en todas y cada una de las estéticas posibles.

Esta ultima tendencia esta identificada entre las generaciones nuevas, que se desarrollan enriqueciéndola. Para mis jóvenes amigas.